viernes, junio 15, 2007

ILIUM


¿Quién no ha leido la Iliada? (supongo que pocos porque es lectura obligada de escuela)
¿Quién no se emocionó con los héroes y dioses griegos? (aqui un poco más, pero yo desde luego que si)
¿Quién no ha soñado con regresar en el tiempo y observar lo que está en los libros de historia en propia voz? (aún más, pero es de mis grandes fantasias)

Mi primera aproximación con la Iliada fue desde muy pequeño, aún antes de ser aficionado a la lectura, mi tía me contaba de una forma magistral los cuentos y aventuras de Aquiles, Odiseo, Héctor. Las intrigas y caprichos de los dioses. Así que, si, puedo decir que soy un amante de la mitología clásica.

Dan Simmons ha sido famoso por sus Cantos de Hyperion, esa serie de 4 libros que le ganaron varios galardones y reconocimiento. No he podido leerlo, alguna vez lo empecé pero después mi palm falló y no lo terminé, así que digamos que no estaba contaminado por los prejuicios, buenos o malos que una obra de tanta fama puede dejar. Así que así, con tan sólo escuetas referencias a los Cantos, que están basados en los Cuentos de Canterbury, y la leida de los primeros capítulos del libro uno de Hyperion, me decidí a leer esta novela de SciFi basada en la Iliada.

Al principio, el libro resulta flojo pero poco a poco Simmons logra absorber tu atención de una forma grandiosa. La trama se divide en tres subtramas:

La primera en plena guerra de Troya, donde Thomas Hockenberry un profesor estudioso de la guerra de troya en nuestra época es, de alguna forma llevado, a través de una resucitación por ADN, desde el futuro al pasado. Donde podemos seguir junto con él esta épica guerra, con los héroes, las batallas, con griegos y troyanos producto de su tiempo, crueles y bárbaros en algunas actitudes, nobles y valerosos en otras. También nos encontramos con los dioses, desde el gran Zeus, Atenea, Apolo, Afrodita, con sus intrigas, su personalidad egolatra y autoritaria, tratando de mover la guerra para con sus favoritos. Esta parte es la más épica del libro, fabulosa para quien quiera recordar la Iliada y emocionarse con esas batallas, contadas desde un punto de vista fresco y con un toque de humor negro que se agradece. Es muy curioso como el autor nos da guiños constantes a situaciones de nuestro acontecer, como el 11 de septiembre, la guerra de Iraq y aconteceres que dan a esta narración en primera persona de un hombre de principios del siglo XXI, una sensación de credibilidad y a la vez de Dèja Vu

La segunda historia transcurre de la mano de dos androides de las lunas Jovianas, Moravecs, si, si, en honor a Hans Moravec, el mismo. Que tienen que viajar en una misión expedicionaria a Marte, pues extraños sucesos cuánticos que podrían poner en peligro al sistema solar entero están sucediendo. Esta parte talvez a algunos pueda parecer la más cansada, pues estos jovianos robots, pasan un buen rato reflexionando sobre Shakespeare y Proust, ya que han dedicado su vida a estudiar a la extinta (al menos como la conocemos) raza humana, su literatura, sus sentimientos, su forma de pensar, son también unos estudiosos en particular del escritor inglés y el francés (cada Moravec tiene su favorito) donde "The tempest" y "À la recherche du temps perdu" toman un caracter casi personal, pero en general de aquellos seres, de mito para ellos, llamados humanos. Esta parte es una continua referencia y homenaje a la literatura, no sólo por las reflexiones de estos dos curiosos personajes, sino por que Simmons nos llena de guiños, que después extiende a todo el libro, sobre otras obras, algunas muy conocidas, otras poco, que entrelazan con la historia y le dan un caracter de motor, que despierta en uno curiosidad de conocer estas obras sino se han leido o traer a la memoria su lectura de forma agradable. Como dato curioso, los moravecs siempre usan sistema internacional para referirse a las cosas, mientras en las otras dos lineas argumentales, se usa el sistema inglés.

La tercera trancurre en la tierra, una tierra que no es ya lo que conocemos, habitada por unos humanos, controlados, para vivir 100 años, no más ni menos, que dedican su vida al placer y al ocio, que no conocen que es la lectura, la escritura, la historia o siquiera como es el planeta en el que viven. Esto humanos, más adelante llamados elois, en clara referencia al libro de H.G. Wells. Estos humanos estan rodeados de robots servidores y de unos seres semi robóticos llamados voynix que los cuidan de cualquier eventualidad, son a la vez guardias y guardianes. Esta parte es, al principio un poco lenta, sobre todo es impresionante imaginar una humanidad analfabeta y sin historia, unos niños que juegan a ser adultos.

Al transcurrir el libro las historias comienzan a enlazarse, dos de ellas convergen totalmente, pero de una forma cada vez más rápida para la lectura, cada capítulo termina con la estructura de punta, es decir, se queda en lo más emocionante para empezar con alguna de las otras dos líneas argumentativas, este recurso aunque puede llegar a ser frustrante, te mantiene al filo, sobre todo en los últimos capítulos.

Los personajes que surgen al final, directamente salidos de la obra de Shakespeare, sorprenden un poco, aunque no acaban por salir totalmente de la incognita. En especial es confuso Caliban, que habla directamente con los versos del poema "Caliban Upon Setebos" de Robert Browning, que confieso me la puso dificil para entender el inglés antiguo y la forma metafórica de hablar, sin embargo resulta interesante este monstruo, este "bitter heart that bides its time and bites."

Simmons nos muestra en la lectura de esta obra, que es un hombre que ha leido, talvez no al nivel magistral que lo haría un Borges, cuya erudición se desparrama fabulosamente de las páginas de sus obras, pero si que no es un escritor que no tenga idea de otras obras.

La trama da varios giros, bastante bien llevados, pero nos deja inconclusos a la espera de Olympos. Ya que como Simmons mismo asegur, él no le gusta escribir en duologias o tetralogias, el escribe libros muy largos que por motivos editoriales tienen que ser cortados. Al menos al leerlo en Versión Original no tuve que gastar para comprar dos libros, como la edición española que partió Ilium en dos y Olympos en otros dos; con tal de sacarle el más dinero posible al lector, espero con ansias comprar esta segunda parte, también quiero hacerlo en inglés.

Es una de esos libros que tardan en atraparte, pero que ya que lo hacen no puedes dejar de leer. Una buena obra de ciencia ficción, sobre todo con un argumento, si bien no original, de plantamiento bastante original e interesante.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante reseña. Me gustaría mucho conocer tu opinión cuando acabes con Olympos. En el subforo de Comentario de Libros de Ciencia Ficción puse mi propia visión de la obra en conjunto, y es que da para mucho, es casi tan amplia y argumentalmente barroca como los Cantos (que te recomiendo efusivamente).

Arturo dijo...

De hecho Olympo supera al primer libro, si te interesa el misterio de Caliban y Setebos es resuelto, te puedo decir que es apasionante, y que tengo el último ejemplar que estuvo en tiendas Juar, juar XD.

Una vez regocijado en mi crapulencia, me gustaría decirte lo excelente del libro, giros y vueltas, un final nada predecible, y una rebelión a nivel déico... es un clásico de CF definitivamente.